En The Gallerist nos ponemos en la piel del propietario de una galería de arte. Nuestra misión será descubrir artistas y promocionarlos, conseguir contratos y vender obras sin olvidar el mercado internacional.

¿Cómo funciona?

Como casi todos los juegos de Vital Lacerda, el corazón del juego es un sencillo mecanismo de selección de acciones que moverán el juego. Las acciones y su relación es lo que dota a sus juegos de profundidad.

En este caso tenemos 4 posibles destinos para nuestro trabajador y en cada uno de ellos podemos hacer una de 2 acciones:

  • Descubrir autor o comprar una de sus obras
  • Contratar trabajadores o promocionar artistas
  • Conseguir contratos o vender obras
  • Promoción internacional o subasta internacional

A parte de mover nuestro trabajador y realizar una de las acciones podemos realizar una acción ejecutiva (acción menor). Una de las cosas más curiosas y originales del juego es que cuando abandonamos una localización podemos dejar uno de nuestros trabajadores ahí.

Galería llena hasta los topes

Después de que alguien expulse nuestro peón o uno de nuestros trabajadores al realizar una acción tendremos la oportunidad de o bien hacer una acción ejecutiva o bien pagando influencia realizar la una de las dos acciones del lugar donde nos echan.

Esto permite hacer turnos dobles muy interesantes y una buena planificación será vital para poder sacar el máximo jugo a nuestros turnos.

Cuando se cumplan dos de tres condiciones (acabarse las entradas, los visitantes o que haya 2 artistas de renombre) se jugará una última ronda y se procederá a la puntuación final. El jugador con más dinero será el vencedor.

Opinión

The gallerist es un juego profundo y muy temático. Las mecánicas encajan perfectamente con el tema y cada acción encaja con la siguiente en un perfecto ciclo, descubrir, comprar, promocionar, conseguir contrato y vender. Solo las acciones de trabajadores y promoción internacional quedan fuera de este ciclo pero sus bonus permiten encajar con las demás piezas.

Puede tener la apariencia de un juego sencillo por lo descrito anteriormente pero cada acción tiene una serie de pasos a seguir y aunque la mayor parte del dinero vendrá de comprar obras baratas y venderlas más caras hay bonus adicionales proporcionados por losetas y por cartas que puntúan por exponer o vender determinadas obras.

Una vez dominadas las acciones el juego fluye muy bien a cualquier número de jugadores pero no os recomiendo hacer la primera partida a cuatro jugadores sin dominar el juego. El mecanismo de expulsión es muy interesante pero a cuatro jugadores se puede hacer difícil seguir el ritmo del turno por las múltiples expulsiones.

Veredicto

The Gallerist es un grandísimo juego: acciones simples, buena profundidad, y una duración muy ajustada para un juego de tal profundidad. El juego tiene multitud de pequeñas decisiones interesantes que tendremos que tomar: ¿que visitantes atraeremos a la galería? ¿que autor descubriremos? ¿que loseta de puntuación final más nos conviene? ¿Debemos gastar ahora 5 de influencia para hacer otra acción?

El juego además viene en una edición deluxe. Componentes excelentes sin duda, pero el precio bien lo merece. Si os gustan los juegos duros the Gallerist es una perfecta incorporación a vuestra ludoteca y si queréis tantear juegos con más profundidad puede ser una buena puerta de entrada a los juegos de Vital.

Si quieres más información puedes visitar la TochoReseña by iMisut

The Gallerist es un juego de colocación de trabajadores en el que deberemos descubrir artistas promocionarlos y vender sus obras para obtener suculentos beneficios. Un juego duro en el que las pequeñas decisiones que vayamos tomando determinarán nuestro éxito en el mundo del arte.