El bosque ha sido tomado por el malvado Marqués Gatuno. Sus soldados controlan los claros mientras construyen sus edificios para explotar la madera y formar a más soldados. Arrinconados a un lado las Águilas planean recuperar el lugar que les pertenece por derecho de casta de la mano de su recién elegido líder.

Envueltos en esta guerra que se viene encima se encuentran las pobres criaturas del bosque que empiezan a estar cansados de que su bosque se hay convertido en un campo de batalla. La Alianza se está organizando y cada vez más claros están dispuestos a tomar las armas y a luchar usando las tácticas de guerrillas.

Finalmente en tiempo de guerra ir por libre siempre es una opción. Un soldado de fortuna, un mercenario comerciando con todas las facciones, un Vagabundo y  pronto descubrirás que aquellos a quien les convenían tus tratos ahora te quieren fuera de sus tierras.

¿Como jugar a Root?

Root es un wargame ligero de dos a cuatro jugadores con facciones totalmente asimétricas. Cada facción consigue puntos a su manera y a pesar de que hay unos conceptos comunes para aprender a jugar a Root hay que aprender como funciona cada facción.

En cuanto a mecánicas comunes tenemos el control de un claro que consiste en tener más miniaturas y edificios que cualquier rival en ese claro y el movimiento: para movernos tenemos que controlar el claro del que partimos o el que queremos llegar.

Las cuatro facciones en plena lucha

Por otro lado la resolución del combate también es la misma para todos. El atacante tira dos dados de 12 caras con valores del 0 al 3 y escoge el más alto siendo el otro dado para el defensor. Entonces se asignan simultáneamente las heridas teniendo en cuenta que no se pueden asignar más heridas que guerreros tenemos en ese claro. Siempre tenemos que eliminar primero a los soldados y en caso de que no queden podemos eliminar los edificios enemigos que nos dará puntos de victoria.

Así pues eliminar edificios es una forma común en todas las facciones para hacer puntos así como construir objetos a través de las cartas (aunque los edificios que precisan las distintas facciones para fabricar cambian).

El marqués gatuno

Es la facción más asequible de jugar. Empieza con mucha presencia en el tablero y consigue sus puntos construyendo edificios. Al principio de turno cobrará madera en función de sus edificios y luego puede ejecutar tres acciones a escoger entre las disponibles: mover, combatir, reclutar, construir y sobreproducir.

A pesar de tener mucha presencia esta es muy débil y para poder hacer puntos necesita controlas muchos claros ya que si no se quedará sin espacio para poder construir y esto significa no poder hacer puntos.

Los pájaros de Nido de Águila

Expulsados de su bosque los pájaros se basan en la planificación de sus acciones. Cada turno tienen que colocar una o dos cartas en una de las cuatro acciones disponibles: reclutar, mover, combatir y construir.

El símbolo de la carta colocada es importante ya que indicará el claro en el que tienen que realizar esa acción siendo los pájaros una carta comodín que permite ejecutar la acción en cualquier claro.

Nido de Águila rodea al Marqués

Su objetivo es extender su red de nidos. Cada claro puede tener solo un nido y al final del turno obtendremos puntos en función de la cantidad de nidos en el tablero. Si nadie los detiene los pájaros avanzarán inexorablemente hacia la victoria.

Si en algún momento no pueden realizar alguna acción su turno termina inmediatamente y entran en crisis perdiendo todas las cartas jugadas. En ese momento tendrán que escoger un nuevo líder y volver a establecer su plan de acción.

La alianza de las criaturas del bosque

Sin presencia aparente en el bosque, la alianza tramará desde las sombras la manera de derrotar a las demás facciones. A base de acumular cartas en su pila de leales a la causa podrá conseguir la simpatía de los claros obteniendo así puntos de victoria.

Si las otras facciones se mueven a los claros partidarios de la alianza o eliminan su marcador de simpatía el jugador causante deberá entregar cartas del símbolo de ese claro a la pila de leales aumentando así las criaturas leales a la alianza.

Si la alianza consigue extender su influencia podrá alzar a las criaturas de los bosques causando rebeliones y aumentando su presencia militar en el tablero. La alianza usa tácticas de guerrilla así que aunque tengan muy poca presencia militar incluso defendiendo escogerán el dado más alto convirtiéndolos en unos duro rivales.

El Vagabundo

¿Que puede hacer una sola criatura deambulando por los bosques? El vagabundo se mueve libremente por el bosque ayudando o atacando a las distintas facciones. Cada vez que mejora las relaciones con una facción el vagabundo gana puntos de victoria pudiendo incluso aliarse con otra facción.

Por otro lado puede asestar ataques para controlar a una facción que esté en alza. Su objetivo será sacar el mayor partido de cualquier manera posible ya sea ayudando, atacando o cumpliendo misiones.

Tablero del Vagabundo

Sus turnos son los más complejos ya que utiliza todo tipo de objetos par realizar sus acciones pudiendo llegar a hacer muchas cosas en un turno. Aún así cuando las facciones decidan darle un poco de estopa deberá pasar un turno en el bosque lamiendo sus heridas y reparando sus objetos para volver a estar plenamente operativo.

Opinión de Root

Root es un juego que probablemente no se parezca a nada de lo que tienes en tu ludoteca. A pesar de su naturaleza asimétrica la explicación es relativamente asequible. Sus reglas son sencillas de entender pero aún así dan suficiente profundidad al juego para hacerlo interesante.

Las cartas a parte de poder usarse para crear objetos se pueden construir para obtener habilidades especiales a veces de un solo uso. Y quizás esta sea una de las pocas pegas del juego pues muy pocas veces parece rentable la construcción de estas cartas y se le podría haber sacado más jugo en mi opinión.

Las mecánicas de cada raza funcionan a la perfección y descubrir como funciona cada una de ellas es una pequeña aventura. Como es habitual en los juegos asimétricos no basta con conocer el funcionamiento de nuestra facción si no que es necesario saber como funcionan las demás para saber como frenarlas así que debemos plantear las primeras partidas como un aprendizaje.

La resolución del combate es rápida y no frena el avance de la partida es sencillo con parte de azar y no me imagino mejor manera de haberlo resuelto.

La Alianza se alza contra el Marqués

Es un juego de mucha interacción entre los jugadores y en las que si un jugador no lee bien la partida puede favorecer a otro o simplemente entregarle la partida a otro jugador. Por fortuna hay facciones más fáciles de llevar pudiendo reservar la alianza y el vagabundo para los más experimentados.

Pero hay que tener en cuenta que el salvo el nido de águilas (que pierden puntos en las crisis) las demás razas solo avanzarán hasta que inevitablemente una de las facciones se alce con la victoria.

Veredicto

Root es uno de esos juegos únicos que no se parecen a nada más. Combina una producción impecable un arte diferente y unos componentes que con el simple añadido de dibujarles cara a los meeples llama la atención.

Por fin alguien usa la caja más pequeña posible para meter los componentes dentro y no tenemos que tener en el estante una mega caja para guardar un mazo de cartas un tablero 2 dados y las fichas de madera.

Si queréis un wargame ligero y temático con facciones asimétricas Root cumple con todas las premisas. Si lo vuestro son los eurogames en dónde no haya interacción probadlo pero probablemente no os encaje. Por otro lado si estáis dispuestos a jugar con un grupo a conocer las facciones y intentar sacarle el máximo jugo a cada una cambiando de objetivo cuando os convenga entonces Root es un muy buen candidato a incorporar a vuestra ludoteca.

Actualmente se encuentra prácticamente agotado pero la editorial 2Tomatoes ya anunció que lo va a lanzar al mercado en su versión en castellano a principios del 2019 así que tocará esperar pero pronto lo podréis disfrutar en castellano.

Root es un wargame ligero con facciones asimétricas de 2 a 4 jugadores. Tomaremos el papel del Marqués gatuno y su afán de construcción, de los cuadriculados pájaros y su avance inexorable, de la alianza y sus tácticas de guerrilla o del vagabundo el soldado de fortuna amigo o enemigo según le convenga. Aquella facción que gestione mejor sus recursos, sus alianzas y sus movimientos será la que domine el bosque.