La red había tenido más fallos intermitentes últimamente pero el último ha sido el definitivo. La red no se puede restablecer y en la ciudad reina el caos. Nosotros dirigimos a un valiente grupo de voluntarios y especialistas con el objetivo de explorar y controlar las distintas regiones para establecer un perímetro de seguridad.

¿Cómo jugar a Blackout Honk Kong?

Blackout Honk Kong se juega durante un número indeterminado de rondas divididas en nueve fases que irán ejecutando los jugadores. En primer lugar determinaremos con una tirada de dados que recursos estarán disponibles esta ronda (tiraremos 3 dados de colores y cada color apuntará a un recurso disponible).

En función es esto planificaremos que tres (o cuatro si hemos desbloqueado el slot adicional) especialistas y/o voluntarios movilizaremos esta ronda para conseguir recursos o desempeñar su habilidad. Una vez planificados ejecutaremos sus acciones y a continuación podremos cumplir objetivos para atraer nuevos aliados o establecer contactos en la ciudad que nos proporcionen nuevas habilidades.

Ahora toca explorar alguno de los sectores en busca de más recursos. Si somos suficientemente osados podemos montar una expedición con las cartas de la mano para explorar una región, conseguir materiales y llevar al herido (explorar es peligroso) al hospital.

Con nuestro dinero conseguiremos nuevos contratos y contactos para añadir a la lista de objetivos a cumplir para la siguiente ronda y en caso de haber explorado todo un cuadrante podremos marcarlo como seguro colocando uno de nuestros marcadores obteniendo unos suculentos puntos.

Finalmente en caso de tener menos de cinco cartas en la mano podremos recoger una de las columnas donde hemos ido desplegando nuestros trabajadores y proseguiremos a una nueva ronda.

El juego continuará hasta que se termine el mazo de objetivos y contactos momento en el que jugaremos una última ronda y haremos un sencillo recuento final de puntos.

El jugador con más puntos será el ganador de Blackout Honk Kong.

Opinión de Blackout Honk Kong

Blackout combina la mecánica de selección de acciones que ya usó Alexander en Mombasa pero esta vez con un desarrollo más lineal que recuerda a Gran Austria Hotel. Básicamente debemos conseguir recursos para cumplir objetivos que serán cartas más poderosas que incorporaremos a nuestra mano y puntos de control que colocaremos en el mapa para cerrar zonas.

Precisamente estas dos cosas: los personajes y cerrar secciones serán la fuente más importante de puntos de victoria. En las primeras partidas el mecanismo del juego plantea un interesante puzzle multidimensional en el que tenemos que gestionar nuestras cartas para cumplir varios propósitos a la vez.

Por un lado que tres cartas jugaremos, pero no solo eso sino también donde las colocaremos ya que algunos objetivos nos piden determinados colores en una columna. A su vez las cartas jugadas estarán bloqueadas y no las podremos usar para explorar. En la exploración sabemos que uno de nuestros enviados va a acabar en el hospital así que es otro aspecto a gestionar algunas veces queremos mandar a alguien de muchos puntos para recuperarlo con la doctora, otras veces no.

Los objetivos que son de dos tipos (personajes o planes)  tenemos que considerarlos por su coste, por el color que podrán ocupar en el mapa y por los puntos que nos darán.

Este puzzle es bastante interesante en las primeras partidas pero a medida que lo jugamos más el margen a la estrategia se ve más limitado y nos veremos básicamente repitiendo las mismas acciones de conseguir recursos compra personajes y cerrar zonas.

El juego escala ajustando el número de cartas en el mazo de objetivos y ese parece ser otro problema. A dos jugadores el juego tiene un arranque lento y cuando termine la partida apenas habremos cerrado un par de zonas dando la sensación de que la partida termina en su punto más interesante.

Por otro lado muchos de los que reportan haber jugado a cuatro coinciden en que la partida se hace demasiado larga y repetitiva (la estructura de 9 pasos de cada turno es verdad que lo conduce a esa sensación).

Veredicto

Blackout es un juego que apunta maneras de buenas a primeras pero que  el posible margen de mejora no acaba de aparecer. Se queda en un juego interesante pero que no llega a ser top. Puede ser apto para una ludoteca limitada pero en una ludoteca amplia puede quedar perdido en un mar de competidores.

En mi caso de momento sigue aguantando el tirón, incluso mejor que Mombasa que lleva olvidado en el estante hace mucho (aunque 2 nunca fue muy buen número para él) pero no se si le quedará mucho más recorrido antes de que otra novedad lo desplace.

Y es que en los tiempos que vivimos con tal cantidad de juegos ser un buen juego empieza a no ser suficiente como para encontrar un hueco en nuestros estantes al menos durante un largo periodo de tiempo.

Juegos Similares o alternativos a Blackout

Gran Austria Hotel tiene un patrón muy similar a Blackout, selección de objetivos, dados que determinan los recursos disponibles, el puzzle espacial en nuestro tablero pero con mucha mas variabilidad. Tenemos cartas que nos darán nuevas formas de puntuar y varias estrategias a seguir.

Mombasa tiene un mecanismo de gestión de mano y selección de acciones clavado pero luego nos habilita una selección de acciones e interacción en el tablero central prácticamente inexistente en Blackout

Blackout Hong Kong es un juego de gestión de recursos en el que deberemos usar nuestros voluntarios y especialistas para incorporar más aliados a la causa, explorar los sectores y garantizar su seguridad. El jugador que gestione mejor los varios niveles de este puzzle será el ganador.