/ MicroReview

Majesty: La corona se juega en familia

Majesty es un juego familiar de corta duración con una explicación sencilla y cuya finalidad principal es el juego con los miembros más pequeños de la familia. El juego es súmamente fácil de entender, el arte es muy correcot y el hecho de las fichas de plástico es un plus.

¿Cómo funciona?

En Majesty intentaremos atraer a los mejores trabajadores a nuestro reino para acumular riquezas.

A lo largo de la partida escogeremos a doce trabajadores para que se unan a nuestra causa. En el momento que todos los jugadores tengan sus doce puntuaremos por la diversidad (el cuadrado del número de personajes distintos) y también la mayoría de cada tipo de trabajador.

El jugador que más dinero haya amasado será el vencedor.
IMG_2797
La mécanica de selección es de lo más sencilla. Disponemos de hasta 5 trabajadores y hay un hilera de 6 personajes a escoger. El primero lo podemos atrer gratuitamente pero si nos interesa otro, deberemos dejar un trabajador en cada carta que nos saltemos.

Esta será la principal gestión del juego: cuando podemos gastar esos trabajadores y cuando debemos reservarnos en función de nuestros intereses o de los de nuestros rivales.

Además los trabajadores que estén en las cartas nos los llevaremos si nos quedamos esta carta volviendo a rellenar nuestro banco de trabajadores para futuros reclutamientos.
Dos brujas y poco más ha quedado tras los asaltos de los soldados

Opinión

Majesty es un juego eminentemente familiar. Me atrevería a decir que destinado a jugar con niños. Incluso el manual nos avisa que no nos asustemos por su longitud (son 7 páginas con ejemplos y fotos).

Y es precisamente en ese ambiente donde brilla. El juego no dura más de 20 minutos, las mecánicas se entienden a la primera y además sirve de perfecto ejercicio para que los niños aprendan a contar los puntos que se llevan a hacer cambio de moneda e incluso a introducir la multiplicación.

Fuera de ese ambiente creo que el juego resulta demasiado sencillo como para mantener el interés de los jugadores tras la primera partida. Para un juego "gateway" o de entrada a la afición probablemente optaría con algo con más miga.

Veredicto

En mi caso buscaba en Majesty un juego para jugar con los dos niños de 6 y 4 años y la verdad es que ha funcionado a la perfección encadenando 4 partidas el fin de semana de su estreno.
Princesas y caballeros!
Para su duración ofrece un adecuado margen de decisión para los adultos como para que no se convierta en un suplicio de jugar como puede pasar con otros juegos destinados al público familiar.

En caso de que busquéis un juego familiar pero de edad más avanzada creo que el juego se quedaría corto muy pronto. Pero a los peques les encanta e incluso la pequeña se alzó con la victoria encadenando soldados como si no hubiera mañana y disfrutando mientras mandaba a los ciudadanos de los demás al hospital.

Majesty es un juego ideal para jugar en familia con los niños. Una sencilla gestión de trabajadores y selección de personajes con el objetivo de conseguir tantas monedas como nos sea posible y todo ello aderezado con un par de objetivos de diversificación y mayorías que se juega en 20 minutos y deja buen sabor de boca a todos.

Si quieres más información puedes visitar la TochoReseña by iMisut