Uno de mis géneros de juegos preferidos es sin duda el de los juegos de carreras. Aunque los hay de todo tipo, suelen tener unas reglas simples, aceptan un número elevado de jugadores, y por su temática los puedes sacar a cualquiera que enseguida entenderá el objetivo del juego: cruzar la meta antes que los demás (y probablemente llegar más lejos si la cruzamos a la vez).

Flamme Rouge es un juego de carreras de bicicletas en que cada jugador llevará un equipo de 2 ciclistas: un rodador más estable pero sin tanta punta de velocidad y un sprinter capaz tanto de correr mucho como de ser adelantado por una tortuga. Nuestro objetivo es simple: cruzar la meta con uno de nuestros corredores antes que nuestros rivales.

¿Cómo funciona?

Jugar a Flamme Rouge es muy fácil. Cada jugador dispone de 2 mazos de cartas, uno para cada corredor con cartas numeradas entre el 2 y el 9 en el caso del sprinter y entre 3 y 7 en el caso del rodador.

En nuestro turno robaremos 4 cartas para uno de los corredores y escogeremos boca abajo una carta para determinar cuántas casillas se moverá. Acto seguido colocaremos las otras cartas boca arriba en la parte inferior del mazo.

A continuación haremos lo mismo con el otro corredor y cuando todos los jugadores hayan terminado mostraremos a la vez las cartas y procederemos a mover las miniaturas.

El movimiento se realiza empezando en orden de la carrera (el más avanzado y en caso de empate el de más a la derecha) y siempre que podamos terminaremos en movimiento a la derecha.

flammerace

Luego los ciclistas se colocarán a rueda. Empezando por la parte final de la carrera si ha quedado exactamente un espacio entre 2 grupos de corredores el grupo atrasado aprovechará la tracción y se acercará ese espacio hasta tocar rueda y así sucesivamente hasta el corredor más avanzado.

Para terminar la ronda toca ver quienes son los valientes que luchan contra el viento. Los corredores de delante de un pelotón que no tengan a nadie enfrente tendrán que coger una carta de cansancio con valor 2 para añadir a su mazo.

Y en este momento ya podemos empezar una nueva ronda y repetir hasta que crucemos la meta. En caso de que nos encontremos con cartas boca arriba mezclaremos estas cartas y formaremos un nuevo mazo de robo.

Es importante notar que las cartas que juguemos para movernos no las volveremos a meter al mazo así que si gastamos todas nuestras fuerzas en el inicio de la carrera cuando lleguemos a la meta tendremos que pedalear con lo que podamos.
IMG_2979-2
Para darle un pelín más de salsa al asunto tenemos dos casillas especiales: las subidas y las bajadas. En las subidas no podremos mover más de 5 casillas ni entrando ni saliendo ni atravesándola y además no podremos juntar rueda mientras que las bajadas cualquier carta será considerada un 5 como mínimo.

Opinión

Es increíble como con unas reglas tan sencillas Flamme Rouge consigue un juego fresco, divertido y tenso. A pesar de solo poder escoger 1 carta de 4 el juego tiene más decisiones de las que aparenta.

Tendremos que analizar bien el circuito para poder decidir nuestra estrategia: ¿acaba la etapa en subida y será nuestro rodador el mejor preparado?, ¿esa recta final es ideal para nuestro sprinter? ¿lucharemos contra el viento para posicionarnos en las subidaso iremos a remolque para hacer el ataque final cuando los otros estén cansados?

IMG_2968

El juego trae varios circuitos para montar con distintas dificultades y además es muy recomendable descargarse una app gratuita que tiene más circuitos y nos permite configurar nuestro tour particular.

Así a parte de contar puntos etapa tras etapa, además algunas de las cartas de cansancio se mantendrán en nuestra baraja para la siguiente etapa.

Veredicto

Flamme Rouge es un juego apto para todos los públicos. Sus simples reglas lo hacen apto para jugar con niños, en familia o con cualquier no iniciado en los juegos de mesa. Tiene una corta explicación, es fácil de entender, un entreturno prácticamente inexistente (ya que todos escogemos a la vez nuestras cartas) así que todo esto hará que la duración de la partida ronde los 30 - 40 minutos.

La única pega que se le puede poner es el hecho de que con la caja base solo pueden jugar 4 jugadores (8 si cada uno lleva un corredor pero pierde parte de la gracia de ayudarte con tu otro ciclista) y necesitas la ampliación para poder llegar a 6 corredores.

Flamme Rouge es un juego de carreras de ciclistas en el que llevaremos a un equipo de 2 corredores (rodador y sprinter) aquel equipo que tenga una buena gestión de la energía, una intuición arácnida sobre las intenciones de los otros corredores, una impecable estrategia y por qué no decirlo una pizca de suerte cruzará la meta antes que los demás.

Si quieres más información puedes visitar la TochoReseña by iMisut