Ethnos es un juego de mayorías ambientado en un mundo de fantasía donde deberemos crear nuestras propias bandas para poder controlar las distintas regiones y demostrar quien tiene el control del mundo.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de Ethnos es muy sencillo. En nuestro turno deberemos o bien robar una carta de la reserva general (o del mazo) o bien jugar una banda. Una banda se puede formar con cartas de la misma raza (misma ilustración y mismo símbolo), o cartas que moran en el mismo territorio (mismo color).

Cuando jugamos una banda hay dos detalles importantes: el líder (que es la carta que jugaremos delante) nos indicará el color del terreno que podremos influir y la habilidad especial que podremos disparar y por otro lado el tamaño de la banda que es el número de cartas que la forman.

Una banda de Orcos asaltó Rhea

Colocaremos la banda delante nuestro para poder puntuar al final de la era y si el tamaño de la banda es igual o superior al número de marcadores de influencia que tenemos en la zona podremos colocar un disco extra en esa zona.

Un importante detalle es que tras jugar la banda deberemos descartar el resto de cartas boca arriba en la reserva general quedando a disposición de los otros jugadores.

En cuanto aparezca la tercera carta de dragon del mazo la era terminará y se puntuarán las mayorías de de cada región y las bandas que hayamos jugado esa era. Luego jugaremos la siguiente era hasta haber jugado las tres (dos en el caso de jugar a 3 o menos). El jugador con más puntos tras las tres rondas será el ganador.

Un aspecto interesante es que cada raza tiene poderes especiales y para cada partida escogeremos las razas a jugar al azar así como también los valores de cada región. Esto le da una buena rejugabilidad y hace que cada partida sea un mundo y debamos adaptarnos tanto a las razas como a la distribución de puntos.

Opinión

Ethnos destaca por varios aspectos. Primero porqué admite hasta 6 jugadores y los turnos son muy rápidos. Por otro lado las reglas son muy asequibles y podemos sacar el juego a cualquiera.

Tiene una buena rejugabilidad y las partidas no se alargan. Finalmente el juego tiene bastante tensión. El hecho de tener que dejar a los demás las cartas que no formen parte de la banda jugada hará que la decisión de coger carta o jugar banda ya sea delicada de por sí.

Parece que el azul está bastante bien posicionado

Por otro lado los dragones que pueden terminar la partida en el momento menos esperado. Cuando sale un dragón bueno no pasa nada, pero a la que tenemos el segundo cada carta robada del mazo puede significar que no podemos jugar nuestra última banda.

Incluso a veces deberemos controlar muy bien las cartas que están en la reserva ya que puede que esto permita o evite a nuestros rivales colocar influencia en determinadas regiones para quitarnos una mayoría.

Veredicto

Ethnos es una perfecta introducción a los juegos de mayorías con una mezcla perfecta entre reglas sencillas y tensión. Como en la mayoría de juegos de mayorías brillará más a partir de 4 jugadores (a tres se juega solo a dos eras por ejemplo)

Uno de esos juegos ideales para cuando somos unos cuantos en la mesa y nos apetece algo con maldad, algo de miga, de corta duración y explicación asequible.

Ethnos es un juego de mayorías con mucha rejugabilidad. Gracias a su setup aleatorio y a su selección de razas con poderes especiales no jugaremos dos partidas iguales. Si a esto le añadimos una explicación simple una corta duración y una buena dosis de interacción nos queda un juego apto para todas las ludotecas.

Aún no hay tochoreseña de IMisut os tendréis que fiar de mi... XD